This is me trying to be cool

conejo
Ilustración original de Higuchi Yuko

Hoy en la mañana, al despertar me he dicho a mi misma: “Voy a crear un blog”. Así de simple. No, que no ha sido una especie de epifanía. Aunque ahora que lo pienso,quizás detrás de mis buenas intenciones solo existe el triste deseo de justificar mi egocentrismo, de decirle al mundo “¡Mírenme! ¡Aquí estoy, encajo con ustedes,soy “refinada”!. RE-FI-NA-DA. Vaya palabrita. Mucha pretensión y poco peso para tan mustia palabra.

Hablando de eso, ahora me resulta cómico como a pesar de los encarecidos esfuerzos de mi madre, nunca tuve esa patina burguesa que tanto espero de mí. Y es que, digo, disto de ser especialista en algún tema o dominar un arte, tampoco me destaco mucho por mi apariencia. Dentro del espectro, mis gustos se  inclinan mas a lo veleidoso  que al refinamiento,cosa que dicho sea de paso,a estas alturas de mi vida ya no me provoca mucha vergüenza que digamos. Yo me pregunto ¿por qué habría de ser dramática la buena literatura o  exótica la buena música? ¿desde cuando es ilegal sentir el mismo estímulo bailando cumbias que leyendo a Kant?

 ¿Por qué queremos existir a través de las opiniones y validación de los demás? 
Advertisements